La Pollera, el Traje Típico nacional de Panamá

 

La pollera, el traje típico nacional de Panamá, que ha sido reconocido y premiado internacionalmente en múltiples ocasiones, fue resaltada, una vez más, el sábado 10 de enero de 2015 en la ciudad de Las Tablas, Provincia de los Santos; donde se llevó a cabo la quinta edición del “Desfile de las mil polleras”, un espectáculo de folklore, belleza y tradición digno de ser visto.

Si bien se exhibieron las polleras de las diferentes regiones del país, como la pollera ocueña, la montuna santeña, la pollera conga y la darienita, entre otras, es nuestro interés compartir un poco más sobre la pollera de lujo.

¿Cómo es una pollera de lujo?

La pollera está conformada por dos piezas separadas que consisten en una camisa y un pollerón hechos con tela fina.

La de lujo siempre llevará dos enaguas, a diferencia de la de zaraza o de diario, que llevará solo una.

 

La Camisa

“Está formada, en su interior, por un armazón básico revestido de un tapabalazo y las mangas. En el exterior, por la boca de la camisa, adornada con trencillas y dos arandelas: una superior y otra inferior, levemente recogidas y trabajadas con labores variadas, trencillas y encajes.” (Prof. Liliana González Pinzón,  Mi Folklore)

 

El Pollerón

“Está compuesto por tres piezas: una pretina, el cuerpo y el susto de la pollera. Estas van trabajadas sobre tela blanca, o estampadas con diferentes puntadas,   enriquecidas con trencillas y encajes.

En la pollera, como elemento tipificador, ha llamado poderosamente la atención el arduo y delicado trabajo hecho a mano; el tradicional armazón básico y el vistoso colorido de sus labores plasmadas sobre los finos lienzos con artística simetría.” (Idem)

 

Adornos y accesorios

La pollera de gala no estaría completa sin todas las joyas y accesorios que la caracterizan.

 

Joyas

Dentro de la orfebrería tenemos los adornos que se usan en la cabeza, entre los cuales están las peinetas, el peinetón, los aretes (zarcillos) y la pajuela.

Para el cuello se utilizan cadenas de oro (tradicionalmente siete): la cadena chata, el escapulario, la cadena bruja, la guachapalí,  el rosario, la cadena solitaria y el cabestrillo. También se utiliza el tapahueso o gargantilla, la mosqueta, y los botones para las enaguas.

Para complementar, las sortijas y las hebillas de los zapatos.

 

Tembleques

Los originales son los de escama de pescado, que ya casi no se ven. También se confeccionan tembleques con perlas y chaquiras. Hoy  se utilizan los de carey y plástico. Sus diseños imitan flores, mariposas, palomas y alacranes. Los más finos son confeccionados con piedras de swarovski.

 

Enaguas

En las enaguas o peticotes es donde se puede apreciar realmente el trabajo arduo y el arte de quienes hacen la pollera, y muchas veces las enaguas compiten en belleza con la falda de la pollera (pollerón).

Las enaguas pueden ser muy costosas debido a las diferentes técnicas que han creado sus artesanas, desde el sombreado, calado, tejidos al crochet y los de pajita o pajilla.

 

Zapatos

Los zapatos  que se utilizan son de pana, terciopelo, raso o satín. Estos últimos llevan una hebilla de oro adornada con cinta, que debe ser del mismo color del zapato. El encaje es blanco.

En la pollera de lujo, los zapatos deben ser del mismo color de las lanas, motas y gallardetes.

 

Paños o rebozos

Los paños o rebozos están hechos de la misma tela de la pollera y con la misma labor.